«Hecha a mano»

«Hecha a mano»

«Hecha a mano»

(Entrevista publicada en la revista Stylo por Ane Muñoz)

Él es Daniel Vallejo y la moto es suya. Suya, literalmente, hecha con sus propias manos. ¿Qué no te lo crees? Sigue leyendo.

No es mecánico, aunque es verdad que estudió carrocería. Sin embargo, lleva años dedicándose al negocio familiar, que, creedme, nada tiene que ver con el mundo del motor, su gran pasión. Por eso, cuando se le presentó la oportunidad de hacer una moto, con sus propias manos y en su tiempo libre, no lo dudó dos veces.

“Llevaba mucho tiempo queriendo fabricar mi propia moto, pero no sabía si iba a ser capaz de hacerlo” confiesa Daniel Vallejo, este donostiarra inquieto que hace algunos meses decidió lanzarse a la aventura y cumplir un sueño. “Me ofrecieron comprar una moto muy barata y pensé que esta era la ocasión para hacerlo y poner a prueba mis conocimientos”. Eso sí, siempre con el apoyo y la ayuda de sus amigos, con quienes ha compartido todo el proceso.

Juntos, durante meses, han compartido tardes y fines de semana en los que no han parado de soldar, restaurar piezas, cambiar, tratar, pintar… Una experiencia que Vallejo valora muchísimo. “ Aquí no hay esa cultura de valorar el trabajo manual y las cosas antiguas, prefieren gastarse los 10.000 o 15.000 euros que al final cuesta hacer una moto como esta, en comprarse una nueva y punto” explica. Para él, en cambio, el proceso lo vale todo.

No es el único, por supuesto. Esta tendencia, conocida como Café Racer, existe desde hace décadas en Inglaterra y en algunos países del norte de Europa, aunque es cierto que el estilo de este tipo de motos es más tipo Harley, o Chopper. Sin embargo, desde hace seis o siete años el Café Racer está repuntando y cada vez son más los que se unen a él, haciendo cosas nuevas.

Daniel, conocido ya por su trabajo como DVGas Garage, ha conseguido llevar el proceso de fabricación de sus primera moto hasta el final, es decir, hasta homologarla. “ Lo conseguí el 19 de agosto, el día que el Real Moto Club de San Sebastián celebraba su centenario, así que pasé la ITV y me presenté en la fiesta con ella”. Explica. Ahora, van a por la segunda, ¡a todo gas!